• Beatriz Sánchez

Quizás esta ha sido una de las sesiones más especiales




Hoy toca una entrada al blog muy especial.


No la más especial que he hecho hasta ahora pero sí una de las que con más amor y cariño escribo.


¿Por qué?


Pues porque otro de mis retos de este mi camino en esto de la fotografía por fin se realizó.

Conseguir que otras mujeres a través de la fotografía se hayan descubierto, se vuelvan a ver mujeres, se sientan tan pero tan especiales como se sintieron… de verdad que no tiene nombre.


El día que me metí con Óscar en este proyecto, la verdad, no sabía que me iba a llegar a sentir así.



Poder comprobar de verdad aquello que yo un día sentí y que tenía olvidado, fue sensacional.


Ver cómo mis amigas decían cuando veían la foto ¿esa soy yo? y verlas cómo han flipado después de haberlas visto ya editadas, de verdad, no tengo palabras para describir lo que siento.


Orgullosa de ellas que se han animado a dar ese paso en sus vidas y que espero que les haya servido para empoderarlas al menos, un poquito y para tener un recuerdo plasmado en imágenes de aquella tarde.


Cada vez que recuerdo sus palabras:

“me he sentido como una estrella de Holywood”

¿en serio?


Creo que es una experiencia que toda mujer debería vivir una v


ez en la vida.

Nos metemos en el rol de madres, esposas y todo lo que rodea ese mundo y se nos olvida vernos como lo que realmente somos, seres humanos, mujeres que necesitan verse así mismas, que no se detienen al pasar por un espejo porque ya no se ven ni reflejadas en él, se han olvidado de su esencia, de ellas.


¿Cómo te van a querer si tú misma no te quieres?


¿Cómo te van a cuidar y mimar si tú misma no te cuidas y te mimas?



Es ilógico pretender que alguien haga por ti lo que tú misma no haces por ti.

Así que quítate los complejos, el verte mal, porque ¿sabes? eres una mujer preciosa lo mires por donde los mires, no eres y no serás nunca perfecta, la perfección no existe en nadie.


Ve y busca un espejo y admira la persona que hay en él, porque eres tú, con tus virtudes y defectos, solamente tú, sin trampa ni cartón.


Hay quien dice que para empoderarse no hace falta quitarse la ropa, yo creo que la aceptación de tu cuerpo, de tí misma es el inicio de todo, volver a ser tú, aceptarte y quererte es primordial, aceptar las estrías de los partos, la barriga, el cambio de tu cuerpo por la edad, es el primer paso para comerte el mundo.


Fotografía y edición: https://www.red-n-black.es/

Maquillaje: Helena Molina

Las demás chicas, conservamos su intimidad, espero que lo entendáis.

96 vistas

​©2016 por  Beatriz . Todos los derechos reservados.​  Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now